Crónica Orgullo Crítico Madrid 2018

Crónica Orgullo Crítico Madrid 2018

Ayer salimos en la marcha del Orgullo Crítico de Madrid y siento la necesidad de compartir algunos sentires, no sé si con alguna intención informativa o solo porque sinceramente necesito sacar esto de dentro.

Ayer, yo salía de mi trabajo con una camiseta en la que ponía ASEXUALES EXISTEN y una pancarta. En seguida noté las miradas, las risitas, como me ridiculizaban y tuve varias veces la necesidad de bajar la mirada y tapar un poco las evidencias, y sí, tenemos el privilegio de poder tapar las evidencias pero yo me sigo sintiendo el mismo bicho raro si sé que cuando la gente sabe lo que somos se ríe y hace gracias con nosotrxs, incluso nos sueltan comentarios que nos ridiculizan, la sensación de soledad es enorme y la tristeza también…

En fin, llegué a la marcha lo más rápido que pude y aquí, probablemente a diferencia de la mayoría de identidades, nosotrxs no nos sentimos mucho mejor, volvía a haber risitas, desconocimiento, incredulidad, miradas de “qué queda por inventar?” y también de “este no es vuestro sitio”. Gente de las asambleas del orgullo crítico nos ha dicho cosas estas semanas como “yo también práctico la asexualidad” o nos han dado a entender que no sienten que sea nuestro espacio o directamente otras que no sabían ni que existíamos ni que salíamos. Por suerte hay otra mucha que este año nos ha repensado y siento que hemos avanzado mucho pero también que cada vez que hay caras nuevas hay que volver a empezar de cero y es bastante doloroso no poder sentir un espacio tu casa nunca.

Aun así nosotrxs llegamos y estuvimos y una vez más nos apoyamos, no somos muchxs lxs que nos animamos a dar la cara públicamente pero precisamente por eso es necesario darnos voz, para allanar el camino a lxs que aún no se ven con fuerzas, porque salir al mundo como asexual NO ES FÁCIL, aunque nadie lo crea. El caso, seguimos con la marcha y por fin llega el momento cumbre, el manifiesto, pero al contrario de lo que pensáis no me quiero centrar en el manifiesto sino en lo que pasaba durante este con mis compañerxs. Empieza nuestro manifiesto y en un círculo de 3m de diámetro y un intervalo de tiempo de 4 minutos se suceden 3 frases por 3 personas diferentes: “Esto es lo menos importante”, “Lo siguiente serán lxs patosexuales” y “Necesito salir del aislamiento”.

La tercera frase es una persona que ayer decidió acercarse a nosotrxs y abrirse como asexual, porque no aguantaba más no decirlo, no aceptarse y estar aislada. Deciros que, hasta que descubrimos la palabra asexual y nos encontramos, la gente asexual podemos irnos a la cama llorando todos los días porque no nos entendemos y no sabemos qué pasa con nosotrxs y no se entera nadie! porque lo que más miedo nos da es contarlo y que todo el mundo nos trate como bichos raros, porque es lo que la mayoría de la gente piensa sobre la asexualidad, deciros que una vez que te descubres se te abre un mundo al saber que hay más gente como tú pero en un par de horas caes en la cuenta del mundo que te rodea y te agobias y rezas por que no sea verdad, porque haya otro motivo por el que eres como eres, y ante esto decides guardar silencio y vuelves a irte a la cama llorando porque nadie te conoce porque en cierto modo mientes, mientes todo el rato, a lxs demás y a ti, deciros que la causa de todo este tipo de cosas también son los comentarios de la gente que te rodea, son frases como la segunda frase, que nos quita credibilidad, que nos hace daño.

A lxs individuxs portadores de las dos primeras frases deciros que estais haciendo que esto pase, que dijisteis esas cosas con la intención de que mis compañerxs os oyeran, porque estaban ahí con banderas, pancartas, camisetas, sabíais quienes eran, lo hicisteis para hacer daño, que puede que nuestro discurso no suene a la lucha política que os gusta escuchar en los manifiestos del orgullo crítico pero a lo mejor sirvió para que algunas personas como yo no se fueran a la cama a llorar en silencio esa noche, o a lo mejor sí pero sintiéndose menos solas, y a lo mejor alguna de estas personas es tu hermanx, tu vecinx, tu compañerx de trabajo, y tus comentarios los que les están haciendo el mayor daño de su vida, a lo mejor el discurso no te sonó potente porque no iba dirigido al gobierno, ni a las figuras de autoridad que nos imponen pero era un discurso para ti, aunque no le hiciste caso, porque no te pareció potente, no lo escuchaste, una pena, porque a lo mejor era el único discurso sobre el que podías reflexionar tú y no esperar que la gente que está “por encima” de nosotrxs haga algo. Sabed que estamos en el mundo, en la gente que os rodea y nos haceis daño, y no parais de hacernos sentir que no tenemos derecho a decirlo, a manifestarnos. Somos conscientes de que estamos solxs y lo que no hagamos nosotrxs no va a hacerlo nadie y por eso seguimos luchando, por nosotrxs mismxs por dar aire a lxs nuestrxs en este mundo que, lo veais el resto o no, nos ahoga.

Ayer lo conseguimos, llegamos a gente, a más gente, de hecho a pesar de todo esto salimos muy felices, cumplimos nuestro objetivo de encontrarnos, nuestra gente nos encontró, se encontró y eso no tiene precio. Un año más estamos orgullosxs de lo logrado, de vencer nuestro miedo y con fuerzas para seguir avanzando. Muchas gracias a todxs mis compañerxs por salir, por darnos fuerzas unxs a otrxs, por levantarnos, por cuidarnos, por estar más unidxs que nunca, por no dejarnos solxs, también a lxs que no pudieron salir pero nos hicieron sentir su fuerza, cada vez somos una comunidad más sólida y más grande y poco a poco todo irá a mejor. ¡¡Seguiremos luchando!!. ¡¡Nos vemos el año que viene!!

Deja un comentario

Cerrar menú
×
×

Carrito